¿eres mayor de edad?

Disfruta de un consumo responsable

DESCUBRIENDO A… SANDRA ÁLVAREZ
Mar de Frades
Mar de Frades

DESCUBRIENDO A… SANDRA ÁLVAREZ

Entrevistamos a Sandra Álvarez, responsable de Enoturismo en la bodega de Mar de Frades, que se describe como una apasionada de los buenos vinos y amante de su familia.

¿Quién es Sandra Álvarez?

Responsable de Enoturismo en Mar de Frades, ingeniera agrícola de formación, aprendiendo cada día más e intentando enseñar de la mejor manera aquello con lo que disfruto: el vino, desde la raíz a la copa. 

¿Cómo te describes en 3 palabras?

Perfeccionista, analítica y muy alegre. 

¿Tienes algún ídolo o persona que te inspire?

Hay mucha gente a la que admirar en el mundo del vino, desde el más pequeño viticultor que trabaja para sacar lo mejor de su cepa. La suma de conocimiento y pasión de la gente que vas conociendo en el sector y la gente que simplemente disfruta de lo que tiene en la copa, son para mi una fuente de inspiración continua. 

¿Qué es la felicidad para ti? 

Pues ese conjunto de cosas que te provocan placer mental y sensorial supongo. La paz, la sencillez, el silencio, buenos vinos, la familia, una buena juerga..jaja

¿A dónde viajaste por último?

Justo hace un año a centroeuropa, con mi hermana. Tour mochilero por Hungría, Eslovaquia y Austria. 

¿Qué animal te gustaría ser?

Difícil elección, pero prácticamente cualquiera menos un reptil. 

¿Cuál es tu rincón favorito de tu ciudad?

Mi rincón favorito es la playa al lado de la que vivo, La Lanzada, en nuestro Valle del Salnés. Ese trozo de costa te atrapa, en verano pero también en invierno. 

Mar de Frades es Inconquistable. ¿Cuál consideras que fue tu última conquista?

Pues como mucha gente creo que por fin he conquistado la cocina en este confinamiento que nos ha tocado vivir. 

Mar de Frades es atrevido. ¿Algo que tengas pendiente y a lo que nunca te hayas atrevido?

Pues algo pendiente es tener mi pequeño rinconcito de viñedo, para sacarme el gusanillo de poder cuidar y ver crecer cada cepa, podar, deshojar y vendimiar sin pensar en mayor lucro que la satisfacción que provoca. 

¿Cuál es la máxima de tu vida?

Vive y deja vivir, sin imposiciones, libre y consecuente.