Guía Azul - Mar de Frades

¿Eres mayor
de edad?

Disfruta de un consumo responsable

Plaza de la Cruz Verde
Jardín del Príncipe de Anglona

Plaza de la Cruz Verde

Ambiente: Relajado, castizo, divertido.

Ideal para ...: terraceo tranquilo entre semana, terraceo de jarana en fin de semana.

El espíritu atlántico está en ...: cerrar los ojos y sentir la desconexión en medio de la capital.

Una plaza que invita a la desconexión y a disfrutar de los pequeños placeres.

Ubicación

Pl. de la Cruz Verde, 28005 Madrid, España

Ver

Una vuelta por la historia con un final dulce

Quien pasee por el corazón del Madrid de los Austrias y no se enamore en un pestañeo es porque se ha equivocado de barrio. Tras la jarana de La Latina, barrio que grita tabernas, chotis y verbenas, encontramos historia y rincones especiales de esos que te sorprenden con un rincón secreto que aún no conocías o alguna terraza escondida donde parece que el tiempo se detiene.

Plaza de la Cruz Verde
Vista de la Plaza de la Cruz Verde

Pero antes de llegar a nuestro destino final pasea por la famosa Plaza de la Paja y visita una de las tiendas que te hemos recomendado en esta Guía Azul de Mar de Frades: Cocol. Un espacio de productos artesanos españoles perfecto para adquirir uno de sus fabulosos jarrones de cerámica o esos preciosos pendientes hechos a mano.

¿Lo tenemos? Ahora sí, bajamos por la cuesta de la plaza y hacemos otro alto en el camino para colarnos dentro de los jardines del Príncipe de Anglona. Uno de los pocos jardines nobiliarios que se conservan del siglo XVIII. Con 800 metros cuadrados de trazado neoclásico, esta maravilla es un jardín ’’colgante’’ creado sobre un terraplén artificial que salva el gran desnivel entre la calle Segovia y la calle Príncipe.

Después de este oasis seguimos bajando esa cuesta engalanada con un pintoresco jardín vertical y llegamos a ese cruce mágico de calles lleno de personalidad como es la Plaza de la Cruz Verde. Uno de los planes de ‘tardeo’ ideales para disfrutar de un enclave castizo y lleno de magia como pocos.

Allí, en un punto en el que chocan la Calle de la Villa, la Calle del Rollo y la icónica Calle de Segovia, y con la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas de fondo, encontramos esta plaza coronada con la Fuente de Diana Cazadora; una enorme fuente con 5 caños que fue construída en 1850 para abastecer de agua a los vecinos del barrio.

También hay varias terrazas cortesía de algunos bares de toda la vida. Un enclave que invita a sentarse a vivir despacio. Al leer un libro mientras esperas a tus amigos. A pedir una copa de vino blanco bien frío mientras te da el sol en el rostro, sientes la brisa de la ciudad y escuchas a los pájaros cantar. ¿Estamos en el norte? Casi. Este es el lugar perfecto para vivir en azul sin salir de Madrid.

Contenido creado por: @eatandlove

Únete a nuestra Newsletter