Guía Azul - Mar de Frades

¿Eres mayor
de edad?

Disfruta de un consumo responsable

Commodore
Commodore

Commodore

Ambiente: Bohemio y relajado.

Para maridar con MDF ...: Su plato de almejas con langostinos y azafrán marida genial con un albariño Mar de Frades y nos lleva de golpe a las comidas de terraceo en la costa atlántica.

Ideal para ...: Una comida entre amigos.

El espíritu atlántico está en ...: Sus aires costeros conseguidos con su decoración, ideales para olvidarte por un momento del bullicio de la capital.

Plato estrella: Sus patatas a la importancia.

Un espacio para desconectar, darte un homenaje a base de cocina mediterránea y disfrutar de un vino en buena compañía.

Precio medio

50 € - 75 €

Instagram

Ir

Web

https://grupocasaremigio.com/restaurantes/commodore-madrid/

Ir

Ubicación

Pl. de la República Argentina, 5, 28002 Madrid, España

Ver

Reservas

Reservas Online y por teléfono.

Reservar

Teléfono

652620966

Llamar

Navega entre las olas en plena algarabía madrileña

En Madrid existen sitios con historia que han logrado sobrevivir al paso del tiempo, y entre ellos tenemos a Commodore, uno de los restaurantes del Grupo Remigio.

Commodore
Commodore

Un ambicioso espacio de restauración de nada más y nada menos que 1.500 metros cuadrados divididos en dos plantas y tres terrazas, con capacidad para acoger hasta 700 personas.

Ubicado en la Plaza de la República Argentina -también conocida como Plaza de los Delfines por su emblemática fuente-, este pintoresco lugar por el que han desfilado personalidades como Ava Gardner, Charlton Heston o Lola Flores, ha renacido de la mano del interiorista Luis Galliussi.

Una reconversión que ha dado lugar a diferentes espacios cómodos, confortables y selectos. El club cuenta con un escenario a caballo entre lo bohemio y lo elegante, que define bien las antiguas épocas de noche y arte madrileñas. El escaparate da la sensación de estar en un navío estilo atlántico gracias a sus vistas de los seis delfines de Cristino Mallo saltando desde 1967 en plena plaza.

El hall del centro es una estancia de bienvenida donde tomarte un cóctel y empezar el rito gastronómico. Sus terrazas, tan apetecibles en cualquier momento del año, se encuentran divididas entre la de Joaquín Costa, la de Serrano y otra exterior llena de jardineras, además de una zona central de cristalera convertida en un juego estético y sensual gracias a su exquisita decoración.

Commodore
Commodore

Por último, sus acogedores rincones privados nos ofrecen sentarnos a la mesa con más calma. Pero, ¿qué se viene a comer a Commodore? Su cocina bebe principalmente de creaciones mediterráneas basadas en productos de calidad y en un sutil carácter salino. No es de extrañar, si tenemos en cuenta los aires ibicencos de su decoración.

En su planta baja podrás calentar el paladar picoteando a base de buen pescado y marisco, con bocados como las ostras Gillardeau nº2 acevichadas, las almejas a la marinera, los huevos de corral con gamba de cristal o el chipirón de anzuelo encebollado.

En su planta alta, goza sumergido en una velada más lenta y sin prisas, de las de sobremesa, gracias a sabores que nos siguen haciendo vivir en azul, como el de su ajo blanco con tartar de atún, la merluza de pincho a la plancha con su ajada gallega o el bacalao confitado con emulsión pera y yuzu.

Una propuesta empapada por otras culturas, siempre rebosante de sabor, texturas y presentaciones de foto.

Contenido creado por: @eatandlove

Únete a nuestra Newsletter