Guía Azul - Mar de Frades

¿Eres mayor
de edad?

Disfruta de un consumo responsable

Robata

Ambiente: Informal, de negocio, exclusivo, selecto

Para maridar con MDF ...: Toro soasado, una de las partes que más gustan del atún. Este plato se compone de Ventreca de atún Bluefin con salsa yakiniku, con Mar de Frades para sentir la expresión de la uva de Albariño.

Ideal para ...: Parejas, citas románticas, amigos, grupos de amigos.

El espíritu atlántico está en ...: Los productos del norte. Donde sientes la fuerza marina.

Plato estrella: Bad Boy: roll de solomillo de buey salteado, setas shitake, aguaste y cebollitas caramelizadas.

la parrilla de los japoneses, con alma urbana y buen producto.

Precio medio

25 € - 50 €

Instagram

Ir

Web

https://robata.es

Ir

Ubicación

Carrer d'Enric Granados, 55, 08008 Barcelona, España

Ver

Reservas

Reservas Online y por teléfono.

Reservar

Teléfono

937826000

Llamar

Gastronomía nipona con el inconfundible sello de Fabiola Lairet

En la calle Enrique Granados hay muchos restaurantes. Unos llaman la atención más que otros. Es el caso de Robata, ubicado en un local esquinero. Un restaurante de cocina japonesa donde su gastronomía nipona no pasa desapercibida.

“Es una gastronomía con alma urbana, perfeccionista en su aparente sencillez”, así es como lo define Fabiola Lairet, chef ejecutiva y socia del restaurante.

Venezolana e ingeniera, desde hace más de 15 años reside en Barcelona. Abrió su primer restaurante de cocina japonesa, Monster Sushi, que inicialmente sería un local de take away pero acabó siendo un restaurante en Gracia.

Fabiola decidió formarse como Sushi Chef en Los Ángeles, en 2013 y a su vuelta, en 2016 abrió su segundo restaurante: Robata. Su nombre alude a una técnica milenaria japonesa gastronómica conocida como ‘la parrilla de los japoneses’, parecido a la barbacoa.

La tradición es cocinar los alimentos sobre unas brasas de carbón.

Aquí es donde la chef aplica sus técnicas culinarias aprendidas durante su estancia en Los Ángeles.

El interior del local está decorado con tonos oscuros. Durante el día se cuela la luz natural por los ventanales y crea una calidez especial con mucho encanto. Por la noche, la luz tenue es la que invita a que puedas disfrutar de una velada muy romántica.

En cuanto a su carta, destacamos que Fabiola es una enamorada del atún. Eso es una pista para informarte de que en su oferta no faltará un sushi en los que el principal protagonista sea este ingrediente. Su tataki es especial, cubierto de sésamo y aderezo japonés.

Es un buen momento para sentir y recordar la calidad de los productos del norte y el azul del Atlántico.

Unos de sus top rolls es el ‘anticuchero’, que se compone de langostino en tempura, aguacate y queso crema, cubierto de escolar. No puedes irte sin probar las brochetas solomillo de buey a la robata. Este es uno de los momentos donde empiezas a sentir las brasas japonesas.

Llega la hora de los postres y se merece una mención especial. Es una de las especialidades de Fabiola, ya que también se especializó en repostería. El NY Cheesecake es uno de los preferidos de la carta de postres junto con la tarta de chocolate. ¡Espectacular!

Contenido creado por: @gastro_barna

Únete a nuestra Newsletter