¿eres mayor de edad?

Disfruta de un consumo responsable

MAR DE FRADES & ARZÁBAL: LA PAREJA DEL VERANO
Mar de Frades
Mar de Frades

MAR DE FRADES & ARZÁBAL: LA PAREJA DEL VERANO

Nos encanta jugar a ser #inconquistables pero a estas alturas y el mercurio de los termómetros rozando los 40 ºC… tenemos ganas de rooftop en la city, terraceo con amigos o velero en altamar, andar ligeros de ropa y olvidarnos del reloj en casa…  ¡Lo confesamos tenemos ganas de vacaciones, pero sobre todo de que llegue YA nuestro amor de verano!

Como a valientes no nos gana nadie… Nos lanzamos de cabeza a la piscina, y así nos sumamos al fenómeno fan de la gastronomía de los chefs Álvaro Castellanos e Iván Morales. Los componentes del Grupo Arzábal son unos conquistadores natos y nosotros unos disfrutones, también un poco bribones, que ante la ola de calor que se aproxima, nos dejamos querer.

Ante sus propuestas, siempre maridadas con Mar de Frades -al oído, y bajito nos han dicho que no beben otro vino-, nuestro cuerpo pide guerra, pero siempre alrededor de una mesa. Presentamos nuestras estrategias gastronómicas, seguros de algo… ¡Triunfará el amor, aunque éste sea de verano!

1.Ahumados caseros con serrín de mar y montaña. Aperitivo perfecto, que mezcla sabores de mar y de montaña. No nos gusta tener que elegir y el frescor y vivos aromas florales de Mar de Frades admite todo tipo de sabores.

2.Chuleta de vaca rubia gallega a la brasa. ¡Galiza Calidade! 100 % sabor atlántico, y es que el toque salino de nuestro Albariño, D.O. Rías Baixas, nos traslada a esos idílicos pazos gallegos, con vistas hacia el azul del océano. Puro placer para los sentidos.

 

3.Croquetas de ibéricos con leche de oveja. Modernidad y tradición. Guerra y paz. Nos encanta crear antítesis, pero con las croquetas arzabaleras, ciertamente olvidamos la batalla y alcanzamos el cúlmen del amor verdadero, al menos durante los minutos que tardamos en devorarlas. Puede que pequemos de facilones pero… ¡Nos da igual!

 

4.Raya a la mantequilla negra. Hay vinos especiales para platos especiales… Y aunque no somos de cumplir máximas -nuestro carácter rebelde a veces nos lo impide-, ésta nos gusta cumplirla. La viveza y armonía de Mar de Frades, potencia el sabor de platos elaborados con el corazón.

 

¡Benditos amores de verano!