¿eres mayor de edad?

Disfruta de un consumo responsable

Mar de Frades
LA NUEVA AÑADA MAR DE FRADES 2020
Mar de Frades
Mar de Frades

LA NUEVA AÑADA MAR DE FRADES 2020

Ya se puede disfrutar de la nueva añada Mar de Frades 2020. Esta última añada ha dado lugar a un vino limpio, brillante, con un color amarillo limón pálido con reflejos verdes. Un vino que  envuelve con su frescor y su cuerpo creando un equilibrio perfecto entre el volumen y su elegancia.

La primera nariz está marcada por las notas de manzana verde con aromas cítricos, recuerdo de ralladura de limón y pomelo. En segunda nariz destacan las notas de fruta de hueso y tropicales de mango que se intercalan con la complejidad de la mineralidad de su sabor.

La añada 2020 continúa gozando la expresividad propia de la uva albariño. Una añada que destaca por su poderosa acidez que permite combinarlo con pescados crudos como tartar de atún o ceviche y con todo tipo de mariscos. Por su complejidad en paladar, su carácter complejo, su volumen y persistencia en boca, marida perfectamente con arroces, especialmente el arroz con vieras de Cambados, pulpo o comida japonesa.

Este albariño 2020 está marcada por la influencia del cambio climático, un verano y un invierno cálido que han dificultado el ciclo vegetativo de la viña. Este fenómeno ha dado lugar a una brotación temprana, la más de los últimos 8 años. La sequía y las altas temperaturas del mes de julio frenaron el desarrollo del viñedo. Las lluvias, el frío y los vientos del mes de agosto, ralentizaron su maduración. La vendimia se realizó en la primera quincena de septiembre, fecha que se ha convertido en la habitual en los últimos años.

 

La elaboración

Los racimos de esta añada 2020 se han vendimiado manualmente. Previamente se han seleccionado en viñedo y transportado en cajas hasta la mesa de selección. La uva sana de mejor calidad desciende hasta los maceradores de Ganímedes, donde se macera en frío para dar a lugar a las notas florales y de futa. Otra parte de las uvas se prensan directamente y más tarde, todos los mostos fermentan gracias a las levaduras provenientes de los viñedos en depósitos de acero inoxidable, con control de temperatura para no perder su carácter varietal y su expresión “terroir”.

Después de las fermentaciones, se retiran las gruesas, permaneciendo únicamente las lías finas durante, al menos, 6 meses. Cada añada se trabaja más lías finas, alternando con periodos de reposo y meses de “bâtonnage”.

De esta manera se protegen los vinos con la mínima intervención del hombre y de conservantes. No solo se preservan las moléculas aromáticas y cromáticas, también se trabaja la boca proporcionando más untuosidad y volumen.

Su característico carácter, frescura y aroma y su cuidado proceso de elaboración hace de esta añada 2020 un albariño perfecto para ser disfrutado. En palabras de Paula Fandiño, enóloga de la bodega “Mar de Frades es un vino que requiere intensidad, definición de perfil y constancia. Su carácter está basado en la uva, el clima y en el suelo profundo.”